NDAs: Qué hacer cuando no puedes publicar un proyecto

Escrito por Cris Busquets. Publicado en Portfolio

Seguramente en algún momento habrás trabajado en algún proyecto que esté bajo un NDA.

En este artículo te explico qué es este acuerdo y algunas ideas de como puedes publicar algo de estos proyectos de forma legal.

¡Vamos allá!

¿Qué es un NDA?

Es un acuerdo de confidencialidad o acuerdo de no divulgación (en inglés Non-Disclosure Agreement). Se trata de un contrato legal que se establece entre dos partes —por ejemplo, tú y tu empleador o cliente— en el que se define cómo se comparte el material confidencial y/o el conocimiento.

A rasgos generales deben contemplar:

  • Partes afectadas
  • Definición de qué es confidencial
  • Tiempo durante el cual se debe mantener la confidencialidad
  • Exclusiones
  • Obligaciones del destinatario
  • Tipos de divulgación permitidos
  • Ley y jurisdicción que rige a las partes

Son documentos bastante habituales en tecnología y es probable que hayas firmado alguno al firmar tu contrato.

NDAs en diseño

Estas no son todas las situaciones, pero puedes haber firmado un acuerdo de confidencialidad:

  • Al diseñar alguna pieza que incluya información financiera, de marketing o similar que de ser pública, podría ser perjudicial para tu cliente
  • Te han propuesto diseñar contenido que será mostrado a inversores o socios potenciales, por lo que no puede hacerse público durante un intervalo de tiempo —o nunca—
  • El producto debe ser confidencial hasta una fecha determinada o está detrás de un muro de pago
  • Por razones de competencia, hacer públicas según qué partes de una investigación o de un diseño puede ser también perjudicial para la empresa para la que trabajas

¿Cómo mostrar proyectos bajo NDA?

Antes de nada, pregunta

Que hayas firmado un NDA no significa que nunca jamás vas a poder compartir tu trabajo. Puede ser que el acuerdo de confidencialidad solo te afecte durante un tiempo, a partes concretas de un proyecto (por ejemplo, si la web ya es pública, sí puedes mostrarla), etc.

Pregunta al equipo de legal de la empresa o a tu cliente qué puedes mostrar y bajo qué circunstancias.

No tiene porque ser siempre un case study que muestre el proyecto entero: quizás sí puedes mencionarlo en entrevistas, explicarlo por encima, compartir partes del diseño, etc.

Escribe el case study igualmente

Cuando estés trabajando en el proyecto o justo lo acabes de terminar, escribe cómo ha sido: define en qué fases has trabajado, cuales han sido los retos, añade wireframes, las dinámicas de investigación que hayas realizado, el diseño final…

Eso sí, no lo publiques.

El sentido que tiene hacer esto es el siguiente: teniéndolo preparado en algún sitio te permitirá 1) no olvidarlo y 2) saber explicarlo cuando llegue el momento o cuando en alguna entrevista quieras explicar por encima los retos, proceso de diseño y resultados obtenidos.

Trabaja en un proyecto personal similar

Si no hay forma de que puedas publicar o hablar de este proyecto, realiza uno similar por tu cuenta que te permita mostrar tus habilidades.

Por ejemplo, si has trabajado en la investigación de un producto para gente mayor, puedes hacer uno que te implique los mismos retos. O si la interfaz era de una forma concreta, diseña una con estética parecida.

Piensa que el objetivo de tu portfolio es justo este: mostrar qué sabes hacer. Es cierto que es menos impactante que poder mencionar una marca concreta, pero por lo menos podrás mostrar tus capacidades.

De este modo podrás añadir un proyecto a tu portfolio que será similar al que querías publicar, pero sin romper ningún acuerdo (eso sí, no copies el proyecto real y le cambies solo los nombres y los logos…).

Protege el proyecto con una contraseña

Esta es una opción que deberías comentar con tu empleador o cliente (bueno, esta y el resto), pero existe la posibilidad de poner tu proyecto en el portfolio y que solo sea visible si tienes contraseña.

Este es un sistema que he usado algunas veces, con el añadido de que aprovechaba para personalizar la página para cada recruiter.

A la quinta fue la vencida 😛

El acceso con contraseña te permite tener un control de quien entra y puedes eliminar el acceso al contenido en cualquier momento.

¿Cómo NO mostrar proyectos bajo NDA?

Evita «tapar» nombres

Es bastante incómodo tener que revisar un portfolio que tiene partes tachadas como si fuera un documento confidencial del FBI.

Por un lado distrae y por el otro, corres el riesgo de dejarte algo visible que pueda acarrearte problemas si no tienes el permiso de tu cliente o empleador.

Publicarlo tal cual

Olvídate de mostrar proyectos que están bajo NDA. Por un lado estarás cometiendo una ilegalidad y por el otro, estarás diciendo a quien revise tu portfolio que te da igual lo que firmes, que tú te lo saltas.

No hay nada peor a la hora de buscar trabajo que demostrar que no te tomas en serio tu profesión, tu propio trabajo o la empresa para la que trabajas.

Apuntes finales

Como te decía al principio, aquí lo más importante es preguntar. Antes de tomar cualquier decisión asegúrate de tener los permisos y toda la información necesaria.

Pero a la vez, entiende que eso no es «trabajo perdido» y que, aunque no te dejen publicarlo nunca, siempre te llevas contigo conocimiento que podrás ir aplicando a otros proyectos 🙂



Esto también te interesa 👇

Cómo diseñar en un entorno que no se para

Que es un empty state

Que es un empty state, mejores prácticas y ejemplos

Principios de UX: Efecto goal-gradient y regla peak-end


Deja tu opinión

  1. En mi trabajo actual ocurre algo parecido: algunos datos de las web apps que desarrollo tienen privacidad, así que miraré de hacer side projects para mostrar las habilidades usadas en esos desarrollos en los que tanto esfuerzo he invertido.

    Gracias por el artículo, Cris 🙂

  2. Efe

    Tengo unos cuantos proyectos que me pasa parecido pero no del todo. Contienen muchas fotos personales y nombres ajenas a mí (son trabajos para una asociación cultural). Son el grueso de mi trabajo, por que es con quién más años llevo trabajando, pero cuando quiero compartir mis proyectos en el porfolio, en Behance o similares, siempre me asalta la misma duda. ¿Cómo hacerlo sin traspasar la línea de la privacidad personal?

    Gran artículo, muchas gracias <3

    1. Cris Busquets

      ¡Hola Efe!

      Gracias por tomarte el tiempo de dejar un comentario ^^

      Puedes sustituir los avatares / nombres reales por algunos inventados. Siempre quedará mejor que añadirle un desenfoque o efecto similar. La otra opción es que pidas permiso a cada una de las personas que aparecen, a ver qué opinan (aunque si ya está en una web pública, entiendo que no deberían tener ningún problema). Pero lo dicho en el artículo, siempre es mejor asegurarse 🙂

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Los campos con asterisco son obligatorios.

Únete a 4.833 diseñador@s y recibe los mejores contenidos para crecer.


No te enviaré spam. Recibirás un correo semanal y descuentos promocionales. Podrás darte de baja cuando quieras.