Etiquetas y especialización en diseño: ¿sí o no?

Escrito por Cris Busquets. Publicado en Opinión

Especializarse en diseño: ¿sí o no?

Prácticamente siempre que hago alguna masterclass o doy alguna clase en alguna escuela, hay alguien que hace alguna de estas dos preguntas mágicas:

  • ¿Me especializo o no?
  • ¿Cómo sé si quiero ser UX, UI, Product Designer…?

Y es completamente normal: entrar en el sector del diseño no es tan fácil como parece. Antes de tirarte de cabeza hacia un camino u otro, léete esto:

Primero gana toda la experiencia posible

Tanto si estás empezando o si llevas años en el sector, la clave es la misma: obtén tanta experiencia como te sea posible.

Trabaja con tantos tipos de clientes como te sea posible y en tantas empresas como puedas: cada una de estas oportunidades añadirá una nueva experiencia en tu conjunto.

Cada una de estas experiencias te permitirá ver qué te interesa más y qué te interesa menos y, por ende, te permitirá configurar tu camino.

Por ejemplo, antes de llegar a Holaluz empecé trabajando en una empresa de perfumes haciendo su web, para después saltar a yuilop -una start-up que tenía que ser competencia de WhatsApp-, un estudio de packaging y DDB, una agencia de publicidad multinacional.

Y todo esto aderezado con algunos trabajos para clientes que tenían necesidades específicas, como el diseño de una marca, plan de comunicación, página web, blog, etc.

Poco a poco fui viendo qué resonaba más conmigo y empecé a especializarme casi sin querer… pero queriendo. Me explico 😉

Completa tu formación

Tanto si has estudiado una carrera, un ciclo formativo o eres 100% autodidacta, lo más importante es que complementes tu formación con lo que resuena contigo.

En paralelo a los cambios de trabajo que te he explicado antes, también fui haciendo workshops y cursos que me parecía que tenían sentido en cada paso: caligrafía, branding, UX y arquitectura de la información…

Y cuando esto se me quedaba corto (al fin y al cabo son cursos de pocas horas) fue cuando me lancé a hacer la carrera de Publicidad y RRPP y los dos últimos años, el Máster en Aplicaciones Multimedia.

No hice la carrera justo cuando acabé de estudiar diseño porque no sentía que fuera el paso correcto en ese momento. Primero necesitaba “tirarme” al mercado laboral e ir probando y ver hacia donde iban los tiros: estudiar la carrera sin tener claro el propósito que cumpliría no tenía ningún sentido para mi.

Si ya lo tienes más claro y estás tratando de orientarte en diseño UI/UX (que imagino que sí, sino no estarías en uiFromMars) y complementar tu base en diseño, échale un ojo a los cursos de KSchool, que tienen más de 70 programas que seguro que te encajan. O léete este artículo que escribí con más escuelas y opciones 🙂

En resumen, que mi posición actual, Product Designer es una evolución: no te preocupes por asignarte una etiqueta para siempre ahora mismo, porque no sucede así.

En mi portfolio y en LinkedIn he tenido todas estas:

  • Diseño gráfico
  • Diseño gráfico + web
  • Diseño web
  • Branding & Digital Design (is this a thing? xD)
  • UI/UX Designer
  • Product Designer

Y todavía no tengo claro que la actual sea la última. En realidad solo me sirven para explicar qué hago y en qué influye mi trabajo.

Entonces, ¿hay que especializarse?

Una vez ya hayas navegado un poco por el entorno laboral y hayas podido probar un poco de todo, es momento de plantearte esta pregunta.

Es una decisión muy personal, pero si te sirve de algo mi opinión, creo que especializarse al 100% es una opción arriesgada: o despuntas de algún modo en “eso” de forma específica o no te servirá de mucho.

Si reflexiono sobre mis últimos años laborales, los periodos más productivos coinciden con los periodos en los que formaba parte de un equipo con conocimientos diferentes. Por ejemplo, en Holaluz trabajo junto con otros perfiles como front-end, SEO, Product Owners… y nos complementamos bien porque todos “conocemos un poco más” de lo que es específico de nuestro perfil: PO con un pasado técnico, desarrollador@s que vienen de filosofía, diseño, gestión de personas… tod@s aportamos nuestro conjunto de conocimiento específico y buscamos solucionar problemas entre tod@s.

En cambio, mis periodos más complejos a nivel profesional vienen por haber estado en empresas en las que el ego cuando existían perfiles tan, tan específicos que creaban silos insalvables: tod@s creían conocer las respuestas y luchaban con el resto para “hacer las cosas bien” claro que cada un@ tenía su concepto de “bien”… y eso acababa siendo una guerra.

Personalmente creo que lo bueno es saber qué te interesa más y profundizar en ello, pero sin dejar de interesarte por el resto de disciplinas. En este caso, voto por los perfiles en forma de “T” o incluso de “M”:

Tipos de perfiles profesionales: T-Shaped y M-Shaped

Fuente: Medium

Lo dicho, si buscas especializarte en UI/UX porque lo tienes claro, te vuelvo a recomendar el Máster en el que di clase, en Experiencia de usuario, usabilidad y diseño de interfaces.

El sector del diseño no necesita más especialistas, necesita perfiles más completos. Evidentemente requiere que inviertas más energía, pero el resultado suele aportar más valor 🙂


Más artículos que te interesarán:

Olvídate del «pixel perfect» y enfócate en la experiencia

Mi rutina, hábitos y organización en Notion

¿Qué significa ser un/a diseñador@ resiliente? – Mi camino


Deja tu opinión

  1. Jose Luis Martinez

    No puedo estar más de acuerdo. Especializarse es cómodo, tus caminos neuronales son siempre los mismos, cada vez lo haces mejor y más rápido, pero… es muy cómodo, y no te hace progresar. Salir de tu zona de confort es lo que realmente te amplia la perspectiva. Con los años vas recopilando un montón de diferentes skills y te conviertes en una auténtica navaja suiza. Y todas ellas se nutren del resto, haciendo una sinergia muy positiva. Yo sin duda: fuera especialización.

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Los campos con asterisco son obligatorios.

Únete a 2.626 diseñador@s y recibe los mejores contenidos para crecer.


No te enviaré spam. Recibirás un correo semanal y descuentos promocionales. Podrás darte de baja cuando quieras.