👌 Te recomiendo estos libros de UX, tipografía, UI y gestión para mejorar en tu carrera » Ver libros

Dribblización del diseño

Escrito por Cris Busquets. Publicado en Opinión

La Dribbblización del diseño

Esta semana he estado buscando referencias en Dribbble para ver cómo podríamos diseñar el dashboard para una aplicación interna.

Hasta aquí todo bien.

El problema aparece cuando miras al detalle los trabajos que aparecen allí, o cuando cambias las palabras clave de la búsqueda y todo es igual.

No puedes distinguir si eso es un back office, una aplicación para ir a correr o cualquier otra cosa.

Dribbble nos está haciendo daño.

En Dribbble no hay diseños. Hay ego.

Necesitarás solo unos minutos para entrar en Dribbble y acceder a distintos enlaces con trabajos.

Verás que todos tienen comentarios del estilo “Just wow”, “Nice”, “Like it”, “Well done”… y derivados. Bueno, eso y que todo es igual.

Comentarios Dribbble - Ego del diseñador

Un 99,9% de lo que se cuelga en esa plataforma está hecho para impresionar a otros compañeros de profesión, no para resolver un problema.

Y, discúlpame si digo una obviedad, el diseño de producto trata justamente de eso: resolver problemas. Todo lo demás es arte y banalización de la profesión.

De vez en cuando me llegan portfolios de diseñadores y me decepciona muchísimo cuando solo enlazan trabajos de Dribbble.

Nada de lo que muestran allí me permitirá deducir si ese perfil es bueno o no, ya que no me está mostrando nada de su proceso de trabajo o de las características del proyecto.

La profesión de diseñador es fea.

No me entiendas mal. No me refiero a que es de las peores que hay, sino que la parte central se encuentra en “lo feo”.

Un buen diseñador debe saber entrar en las particularidades de cada proyecto, las limitaciones y restricciones (técnicas, creativas y/o presupuestarias), las jerarquías internas, los tiempos de entrega… y salir victorioso.

Porque los proyectos reales nacen allí: justo en el centro de un pantano en el que hay una empresa con unas circunstancias determinadas.

Para poder apreciar si algo es “bueno” o no hace falta tener toda esta información. De lo contrario, es un cuadro de pixeles a los que se ha puesto mimo, sí, pero no deja de ser arte.

Los portfolios deben incluir user flows, investigaciones, wireframes (los que haces para explorar, no para que queden bien), pruebas de UI Kits, etc.

Wireframes en portfolio de diseño UI/UX

Estamos homogeneizando el diseño.

De nuevo, si entras y haces cualquier tipo de búsqueda, podrás apreciar como prácticamente todos los resultados lucen igual: muy blancos (bueno, ahora también con el dark mode que está de moda), tipografías muy parecidas, la misma sombrita, etc.

De hecho, la propia plataforma premia este tipo de proyectos. Si te fijas en su interfaz, al lado de cada proyecto encontrarás las palabras clave, las visualizaciones y ‘me gusta’ que ha tenido (volvemos al tema del ego) e información sobre la paleta cromática.

Para postre, las descripciones de los proyectos suelen ser nulas o simplemente indican algo del estilo “algo que diseñé hace un tiempo” o similar. Ni siquiera explican más sobre el proyecto o incluyen un enlace al proceso de trabajo o a más información.

Lo que más grave me parece es que parece que se está convirtiendo en un estándar “hacer cosas para Dribbble”. Montarse una captura maravillosa con la típica sombra para que parezca que se eleva, fondo en blanco o con un pattern con opacidad bajada… sabes a qué me refiero, ¿verdad?

Diseño homogéneo en Dribbble

Se puede defender diciendo que es una plataforma para subir pruebas y demás, pero… ¿por qué necesitas subirla a la plataforma? No me digas que es para recibir feedback, porque de ahí no se extraen críticas -ni constructivas ni destructivas, de hecho-.

Y, ya por último… alguien debería poner freno a las animaciones locas que quedan muy bien en prototipos pero que son completamente imposibles de implementar en la vida real.

Dribbble tenía sentido en su origen, cuando se accedía por invitación y había “poca gente”. El hecho de que cada vez sea más fácil entrar hace que haya más proyectos, pero de peor calidad.

Encontrar algo bueno y diferente se convierte en una tarea que requiere bastante tiempo.

Crea una audiencia de otro modo.

Dribbble se suele utilizar para crear una audiencia e incrementar seguidores, pero hay formas mucho mejores de hacerlo. Y esto no es algo nuevo: llegué a esta conclusión esta semana, pero según me han hecho llegar, se lleva hablando en varios artículos del sector desde hace por lo menos 5 años. Incluso han llegado a plantear “soluciones”.

Da que pensar. Y mucho.

Puedes crear un “side project” con el que demuestres lo que sabes hacer, explicando y mostrando el proceso. Y, si además es algo que aporte a la comunidad, matas dos pájaros de un tiro.

Si la excusa es practicar… se puede hacer igual, pero sin tener que subirlo forzosamente a Dribbble o Behance (aunque este último sí muestra más contexto). De hecho, para eso están los portfolios bien construidos.

Evitemos el “design-centered design” y volvamos a lo que debe ser el diseño, solucionar problemas.

Y tú, ¿qué opinas de todo esto?


Deja tu opinión

  1. Toda la razón Cris. Es cierto que dribble se centra en el visual y no tanto en los procesos. Aún así nadie explica nada del visual tampoco. Además solo hay copias de copias de copias de copias… Las paletas de colores es un claro ejemplo.
    Te invito a que veas mi portfolio donde si que explico el proceso.
    Gran blog.
    Saludos

  2. Muchas gracias por el post Cris. Los artículos “de queja, de protesta”, tal y como decías en tuiter, también son necesarios y aportan al sector.

    En este caso disiento y creo que Dribbble no nos está haciendo daño. Voy a explicar mi punto de vista:

    “En Dribbble no hay diseños. Hay ego.”

    Sí, y no tiene nada de malo.

    Esta profesión tiene momentos buenos y otros malos. Puedes estar pasando por una fase de síndrome del impostor, estar en un proyecto aburrido, trabajar en una empresa que no reconoce tu trabajo, o incluso en el paro.

    Si en esos momentos diseñar algo bonito porque sí, porque apetece, y de paso alimentar el ego te ayuda… pues bienvenido sea.

    “La profesión de diseñador es fea.”

    Dribbble es lo que cada usuario quiere que sea. Para algunos es un portfolio y para otros no. Y cada uno se monta su portfolio como quiere/puede, a veces lo que te viene bien y lo que tienes tiempo para hacer es un Dribbble.

    Que no lo expliques en la plataforma no implica que no haya un proceso detrás. Es más, hay varias buenas agencias con perfil de Dribbble que suben shots de proyectazos (de los reales) y no explican nada. Subir un pantallazo no te obliga a explicar de dónde ha salido.

    “Estamos homogeneizando el diseño.”

    No, estamos homogeneizando Dribbble, y es solo una parte minúscula del diseño digital.

    Si acudes a menudo allí a buscar inspiración seguramente tendrás la sensación de que todo es lo mismo, pero las webs y aplicaciones que manejamos a diario y se publican continuamente demuestran lo contrario.

    Por ejemplo, si yo necesito ideas para un dashboard primero me iría a las startups, empresas y agencias que sé que hacen ese tipo de trabajo para ver ejemplos reales (Mint, Carto, New Relic, Google Adsense, IBM, Bureau Oberhaeuser, etc)

    Sin embargo Dribbble me ayuda muchísimo cuando busco inspiración para paletas de color, estilos de iconografía/ilustración o animación de interfaz.

    “Crea una audiencia de otro modo.”

    Cada uno crea las audiencias como puede, en los canales que mejor le vengan para su objetivo, y con el tiempo del que dispone.

    Si el objetivo es crear una audiencia para conseguir trabajos freelance en el mercado anglosajón te sorprenderías de lo efectivo que es Dribbble.

    Si tu objetivo es otro… existen muchas otras herramientas/canales como bien has explicado.

    “volvamos a lo que debe ser el diseño, solucionar problemas.”

    Pues precisamente, Dribbble es una plataforma que soluciona algunos problemas para algunos usuarios, no debemos demonizarla porque no resuelva los nuestros.

    1. Jaime

      No puedo estar más de acuerdo contigo Jimena, bravo.

  3. El ego en Dribbble o como diseñar sin pensar en el producto real final.

    Dribbble es una buena herramienta de inspiración y un buen escaparate para cualquier diseñador.
    Ahora, a la hora de diseñar un producto real hay que tener cuidado con las referencias que seleccionamos porque muchísimos de los ejemplos de los que nos encontramos son imposibles de implementar en un producto real.

    Un buen diseñador tiene que saber que se puede hacer y que no.

    A mis compañeros de trabajo siempre les invito a que busquen inspiración en plataformas como esta, pero también en bibliotecas con ejemplos 100% reales. Sacar de unas la inspiración y de otras la funcionalidad. Ese tiene que ser el término medio justo.

    Los que solo suben ejemplos donde la animación es es el centro de atención del diseño son (por hacer una comparación) como pavos reales; quieren destacar entre la comunidad, siendo conscientes (espero) de que su diseño es irreal. Ganar por ganar visibilidad sin nada que aportar.

  4. Hola Cris,
    Coincido totalmente en lo que dices, yo empecé hace poco en el mundo del diseño y recientemente en la búsqueda de inspiración para la creación de un futuro portfolio caí en esta red y me encontré con gran abundancia de diseños de aspecto muy similar que me chocaron enormemente con la idea de creatividad y originalidad que debería caracterizar a este sector. Al menos me sirvió para descubrir lo que no quiero…

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Los campos con asterisco son obligatorios.