🚨 ¿Buscas libros de UI/UX e investigación? Descubre mis favoritos aquí

Cultura corporativa y diseño: por qué debes tenerla en cuenta

Escrito por Cris Busquets. Publicado en Carrera profesional

Holaluz - Cultura corporativa

Cuando buscamos una oferta de empleo (y aquí me incluyo), acostumbramos a guiarnos por cómo es el diseño actual de la empresa, leyendo el contenido que se comparte en redes sociales, buscamos a trabajadores actuales (o extrabajadores) para conocer información de primera mano…

Con el paso de los años, y sobretodo desde que llegué a Holaluz, me he dado cuenta de que hay otro aspecto fundamental: la cultura corporativa.

¿Qué es la cultura corporativa y por qué debe importarte?

La cultura corporativa hace referencia a todas las creencias, valores, experiencias, costumbres y hábitos de un grupo humano. En este caso, de una empresa y sus empleados.

Más en detalle, cuando se habla de la cultura corporativa de una empresa se habla de cómo se trabaja y con qué metodologías, qué tipo de organización tiene (vertical u horizontal), cómo se toman las decisiones, qué relación existe entre distintos departamentos, etc.

Más allá de cómo es el diseño actual de una empresa y todo lo que te decía al principio, lo más importante es saber cómo se trabaja allí.

Y es importante porque vas a estar allí cerca de 40 horas a la semana y probablemente estés más en contacto con el equipo que te rodea que tu propia familia.

No vas a querer trabajar en un sitio en el que no lo pases bien del todo, aunque los trabajos sean la “bomba”, ¿no?

Tipos de cultura corporativa

Históricamente siempre se ha considerado que existen 4 tipos de culturas corporativas. En ocasiones encontrarás mezcla de ellas, pero la base son estas:

  • Orientadas al poder: existe un fuerte control directivo, con una estructura muy jerárquica y piramidal. Suele estar todo muy planificado y con poco margen para nuevas propuestas o cambios de rumbo.
  • Orientadas a la función: estas empresas suelen estar más planificadas que las anteriores, aunque están muy estructuradas y basadas en normas, métodos y procedimiento de “siempre se ha hecho así”. Además, suelen tener un exceso de burocracia interna.
  • Orientadas a la tarea: al contrario que las anteriores, estas están muy enfocadas a objetivos (más que en las propias normas y métodos). Están centradas en la eficacia y suelen tener estructuras más participativas. Las personas son valiosas para la empresa y no un peón reemplazable.
  • Orientadas a las personas: se tienen muy en cuenta los valores personales, los beneficios para los empleados y su propio desarrollo. Este tipo de cultura corporativa se suele decir que es temporal ya que dicen (probablemente los de las dos primeras), que no es sostenible.

Holaluz es una combinación de las dos últimas. Te explico su cultura corporativa a continuación, para que te sirva como ejemplo 🙂

La cultura corporativa de Holaluz

Lo que más me enganchó de Holaluz fue su cultura (bueno, eso y los retos que hay). El proceso de contratación allí es bastante particular, o por lo menos a mí me lo pareció cuando lo viví.

El primer filtro siempre es tu currículum y/o portfolio. Si eso encaja con las características de la oferta de empleo, probablemente empieces a hablar con el/la Lead de ese equipo en particular y con People. Te hacen llegar una prueba técnica que puedes resolver sin morir en el intento (y sin que sea un proyecto interno, que todos conocemos empresas que lo hacen para “sacar trabajo”…). Si la superas, llegas al tercer punto… y el más importante.

Las entrevistas en Holaluz son muy especiales. Y hablo en plural porque hay más de una. Previamente hablas con People, pero ahora es el momento de la verdad. En estas entrevistas te sientas con el/la Lead y con el CTO y al rato irán desfilando por la sala PO, otr@s componentes del equipo… y probablemente si encajas te acabarás viendo también con un@ de los tres fundadores de Holaluz.

En estos minutos aprendes cómo se trabaja en Holaluz.

Rápidamente te das cuenta de que todas las personas que trabajan allí están cortadas con un patrón similar. No porque Holaluz nos haya cambiado, sino porque se contratan personas con determinados valores personales.

Se valora mucho una mentalidad positiva (#keeprowing y #esposible), en la que siempre prima la sinceridad: en Holaluz hay un entorno seguro para el fallo y la experimentación, de manera que no hay que ocultarse o no decir las cosas como son (#saythingsastheyare). El #alwayspeoplefirst no es una frase para quedar bien, es que es verdad: siempre las personas por delante del resto (porque al final, quien mueve una empresa son sus empleados).

Y por último #havefun. Porque nadie quiere aburrirse trabajando, ¿verdad? 🙂

Más allá de esto, trabajamos con una metodología ágil, en la que el todo se habla y decide en equipo y con las personas involucradas, con espacio para la innovación y para crecer profesionalmente: hay presupuesto para conferencias y formación y, aunque esto suene a perk, no deja de ser cultura corporativa.

Esto se ve en proyectos como el nuevo tarificador. Lanzamos una primera versión hace unos días y fue un proyecto nacido en mi equipo, pero colaborando intensamente con marketing y analítica.

En unos días escribiré y publicaré el case study, pero si quieres probarlo, aquí tienes el enlace (y si al final usas este código E1MABI, amb@s ganaremos 20€ ;D).

¿Cómo afecta todo esto al diseño?

Los cinco hashtags anteriores guían cómo se trabaja en Holaluz y, por supuesto, afectan cómo se diseña.

En Holaluz jamás se ha tenido miedo a innovar y a nivel de diseño existe toda la libertad posible (siempre y cuando las hipótesis estén sustentadas en algo, obviamente) para probar cualquier idea.

Además se trata de un entorno bastante colaborativo, en el que diseño tiene un muy buen encaje entre desarrollador@s y Product Owners, de manera que remamos todos a una.

Si en Holaluz no existiesen estos valores, muy probablemente no se podría trabajar en un entorno así. Por experiencia personal, diseño acaba quedando siempre “relegado” y desenganchado del resto, además de que no se suele permitir probar cosas (casi siempre por la figura del HiPPO: highest paid person’s opinion), en la que alguien impone una decisión en la que no siempre se está de acuerdo -o no siempre es la mejor-.

Por cierto, que estamos buscando perfiles. Mira las distintas ofertas 😉

Apuntes finales

En resumen, la cultura corporativa guía como se trabaja en una empresa. En Holaluz está resumido en los 5 valores que te he comentado (que son muy visibles: están por todas partes y hasta en un vinilo en la pared de la cocina), aunque esto no es algo que suceda muy a menudo: hay muchas empresas que no tienen la cultura tan visible, o bien porque no tienen o porque no les interesa.

Si es uno de estos dos casos, huye. Acabarás trabajando en un sitio que no está alineado con tu forma de trabajar.

Y si no se trata de esto, aprovecha la entrevista para preguntar todo lo que necesites para comprender bien cómo se trabaja… más allá de las florituras en redes sociales o “lo que dicen por allí”.

Está en juego tu desarrollo personal y profesional, porque como te decía al principio, pasamos muchas horas en el trabajo… y lo que mola es aprovecharlas para crecer a todos los niveles 🙂

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Los campos con asterisco son obligatorios.